" /> ¿Qué es un extranjerismo? - bambinoides.com | bambinoides.com

¿Qué es un extranjerismo?

 

Extranjerismo. En su segunda acepción y en el campo de la lingüística es un “préstamo, especialmente el no adaptado”. No hay nada de malo en ello. La lengua es algo vivo que evoluciona, se contagia, cambia, se reestablece… En concreto, la Academia afirma que “los extranjerismos no son, pues, rechazables en sí mismos. Es importante, sin embargo, que su incorporación responda en lo posible a nuevas necesidades expresivas y, sobre todo, que se haga de forma ordenada y unitaria, acomodándolos al máximo a los rasgos gráficos y morfológicos propios del español”. El problema se encuentra, como suele suceder, en el abuso. O en el mal uso.
Los claramente rechazables serían los extranjerismos superfluos o innecesarios, aquellos para los que existen equivalentes españoles en buena forma como back-up(en español, copia de seguridad) o consulting (en español, consultora o consultoría). A los académicos les dan serios dolores de cabeza. En la presentación de las últimas modificaciones del Diccionario de la Lengua Española, el director de la RAE, Darío Villanueva, ofreció varios ejemplos del uso innecesario de anglicismos como take away, que se puede traducir tranquilamente por “para llevar” o bullying, el conocido “acoso escolar”. Y es que los extranjerismos tomados del inglés superan con mucho a los galicismos, que llegan de Francia, a los germanismos o italianismos. La Academia tiene el foco puesto sobre la publicidad donde el uso de anglicismos por minuto o por centímetro, dependiendo del soporte, es abrumador. Para demostrarlo en 2016 llevó a cabo una singular campaña bajo el lema “lengua madre no hay más que una” y crearon dos anuncios publicitarios de unas gafas y un perfume plagados de anglicismo que despistaban al espectador. Aquí puedes recordarla:

Otra cosa son los extranjerismos necesarios o muy extendidos. Son aquellos para los que no existen, o no es fácil encontrar, términos en español equivalentes, o cuyo empleo está arraigado o muy extendido. El Diccionario acaba de incorporar hacker, para designar a un pirata informático; holter; la prueba que mide la actividad cardiaca; y kosher para los alimentos o bebidas que respetan los preceptos del judaísmo.
¿Te has fijado en que van en cursiva? En la mayoría de los casos se trata de palabras de uso internacional como balletbluesjazz o software, se llaman extranjerismos crudos y hay que escribirlos con resalte tipográfico (bien sea cursiva o comillas) para señalar su carácter ajeno a la ortografía del español.
Existe otro tipo de extranjerismos “adaptados” y que pueden ser de dos tipos:
1. Los que mantienen su grafía original, es decir, extranjera, pero puedes pronunciar tranquilamente con si leyeras una palabra española. Es el caso de quiche o airbag. ¡Ah! y se escriben en redonda.
2. Los que han adaptado su forma de escribirse, pero se pronuncian a la manera original. Así el anglicismo paddle se ha adaptado como pádel, y para el galicismo choucroute, se ha optado por la grafía chucrut. Estas palabras tampoco necesitan cursiva.

The views expressed are not necessarily those of the publisher or bambinoides.com. Images accompanying posts are either owned by the author of said post or are in the public domain and included by the publisher of the blog bambinoides.com on its initiative.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.

© 2012-2018 - Copyright - bambinoides.com is not liable for the content of external web pages. © Disclaimer Under Section 107 of the Copyright Act 1976.
Creative Commons Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.
Bambinoides.com está disponible bajo una licencia “Creative Commons” Reconocimiento-No comercial 4.0. Cualquier reconocimiento debe ser a bambinoides.com y a cada autor/publicación en particular.
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien
“La historia es en realidad el registro de crímenes, locuras y adversidades de la humanidad” (E. Gibbon)