seguros
Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

La Oficina del Comisionado de Seguros, ante la cual se han llevado innumerables quejas por la alegada tardanza de las aseguradoras en la atención de reclamaciones y desembolsos por pérdidas luego de los huracanes Irma y María, emitió 261 multas contra una primera compañía de seguros y el lunes se someterán otras contra tres diferentes empresas.

Así lo confirmó a EL VOCERO el comisionado Javier Rivera Ríos, quien defendió su gestión al frente de la agencia reguladora, luego de que entidades como la Asociación de Industriales, entre otras, le requirieran una acción más contundente para que las aseguradoras actuaran en forma diligente.

De hecho, el asunto de la tardanza en el procesamiento de reclamaciones y el eventual desembolso es uno de preocupación para el gobernador Ricardo Rosselló, quien en su recién presentado plan fiscal revisado para el gobierno central, hizo constar que la economía local necesita en el transcurso de los próximos cinco años unos $21,000 millones producto de los desembolsos a ciudadanos y empresas por reclamaciones a seguros.

Rivera Ríos indicó que la industria de seguros tuvo su impacto al igual que los demás sectores en la Isla, pero entiende que han transcurrido cuatro meses desde el paso de los huracanes y se debería haber producido más de los $1,000 millones que se han desembolsado hasta el momento.

Se estima que el monto de reclamaciones en la Isla, por aseguradoras locales, pueda fluctuar entre $7,000 y $10,000 millones, cifra que se duplica con las reclamaciones a las aseguradoras que no son locales.

De $185,000 la penalidad

En cuanto a la primera multa contra una compañía relacionada a los casos de reclamaciones por los huracanes recientes, Rivera Ríos dijo que anoche emitió 261 órdenes de multas contra una sola empresa, que no identificó, por un valor de $185,000. De igual manera, a partir del lunes, continuarán los envíos a otras tres aseguradoras, cuyas multas estarán entre $150,000 a $350,000.

“No estamos dormidos. Estamos trabajando y tenemos a todo nuestro equipo en la calle. Estas primeras órdenes de multas son los resultados de las inspecciones que se están llevando a cabo. En la medida que siga llegando la información seguiremos multando a toda aquella aseguradora que no esté cumpliendo con las órdenes de la agencia. Definitivamente no estoy satisfecho con un desembolso de $1,000 millones a cuatro meses del paso del huracán”, sentenció Rivera Ríos.

Vienen otras multas

Aunque el ejecutivo reconoció haber sido muy laxo en el primer mes, ante las circunstancias sufridas por cada aseguradora, ahora entiende que en 120 días es tiempo razonable para responder aquellas reclamaciones que hayan cumplido a cabalidad con todo lo solicitado. Insistió en que serán muchas más las órdenes de multas “en camino”.

Rivera Ríos sostuvo que ha mantenido y mantiene su fiscalización dentro de las propias compañías de seguros, asignando auditores a cada asegurador para velar por el proceso de ajuste y pago de las reclamaciones. “Velaremos por que la resolución y pago de la reclamación se realice dentro del término establecido por ley para ello, haciendo énfasis en la atención ágil de las reclamaciones de los comercios y de los más vulnerables”, añadió.

Indicó que para lograr la agilidad necesaria del proceso de atención de reclamaciones relacionadas con el huracán María, ha emitido varias órdenes de intervención contra aseguradores para auditar el manejo de reclamaciones y el cumplimiento de estos con la carta normativa dirigida a dar prioridad a los sectores industrial y de servicios esenciales al público.

Asimismo, ha agilizado el proceso de obtención de licencias de ajustadores de emergencia para atender el volumen de reclamaciones recibidas tras el paso de los ciclones. “No toleraremos dilación alguna injustificada de los aseguradores en la resolución de las reclamaciones”, sentenció.

Industriales reclaman celeridad

El presidente de la Asociación de Industriales, Rodrigo Masses, expresó al comisionado de Seguros la insatisfacción de su matrícula ante la dilación de los procesos de reclamación y procesamiento de pagos. Por ello, solicitó una reunión con Rivera Ríos para coordinar esfuerzos conjuntos por un proceso de reclamaciones ágil y flexible.

Masses destacó que “es de todos conocido la incomodidad enorme y el daño gigantesco que podría estar causando a nuestra economía la tardanza en el pago de estas reclamaciones. Muchos de nuestros socios nos han expresado su insatisfacción con la dilación de algunas aseguradoras en atender sus reclamaciones y procesar sus pagos. Todo esto afecta adversamente la continuidad de sus operaciones. Para que Puerto Rico se recupere necesitamos un sector productivo operando y generando ganancias, manteniendo empleos, pagando contribuciones y moviendo la economía”.

En su comunicación con el comisionado de Seguros, el presidente de los Industriales indicó que “nos urge entender en términos reales cómo ha evolucionado el proceso desde la reclamación hasta el pago; qué compañías han respondido adecuadamente ante la emergencia y cuáles no. Estamos conscientes de que parte de esta información puede ser privilegiada, pero nos urge que comparta aquellos datos que nos pueden ayudar a entender el estado de situación y la dilación en el proceso”.

A ese llamado se unieron miles de puertorriqueños que abarrotaron las redes sociales presentando sus casos, principalmente residentes en condominios o complejos de apartamentos. En la mayoría de los casos, alegan que las aseguradoras no quieren reembolsarles la reclamación.

Sostienen que por años han cumplido con el pago de pólizas, sin reclamaciones, y al momento de la emergencia les deniegan las mismas.