Sylvia Rexach – Un Inmenso Vacío | bambinoides.com
Miércoles 23 Enero, 2013 11:05

Sylvia Rexach – Un Inmenso Vacío

La ausencia de dos inmensas puertorriqueñas nos ha dejado en un inmenso vacío. Sylvia Rexach y Julia de Burgos contribuyeron grandemente a hilvanar para siempre nuestras emociones, forjando aquel mundo romántico y lleno de grandes sensibilidades el cual se respiraba en todos los aires de nuestra juventud. Ambas han  dejado huellas que siempre nos acompañan.

 

Me obligaron a enfrentarme a inquietudes y  conmociones y a conocer fracasos y laureles que aún hoy se perpetúan; y, me hicieron conocer y para siempre enamorarme de la Mujer y de la Patria, las dos que por tantas buenas razones van con mayúsculas. Ese mundo entretejido de aventuras, sentimientos y bohemias no es otra cosa que la verdadera y genuina vida sentimental. El resto es un tristísimo mundo rutinario y artificial, aunque quizás vaya proporcionalmente de lo totalmente inválido hasta lo “casi” válido, según sea el caso individual.

 

Hoy recordamos y honramos a la compositora Sylvia Rexach en lo que sería su noventa dos cumpleaños.

 

 

Sylvia Rexach

Biografía:

Compositora
Fecha de nacimiento: 22 de enero de 1921
Falleció: 20 de octubre de 1961

 

 

Catalogada como una de las mejores compositoras de música popular hispana, Sylvia Rexach nació en Santurce el 22 de enero de 1921, hija de Julio Rexach y María Teresa González. Cursó estudios elementales en escuelas públicas y privadas de la Capital. Se graduó de la Escuela Superior Central, donde descubrió su vocación de poeta y músico. Compuso en esos años dos de sus más importantes trabajos “Di, corazón” y “Matiz de amor”.

 

 

También estudió guitarra, piano, saxofón y otros instrumentos musicales. Sylvia Rexach ingresó a la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, donde se matriculó en un curso pre legal. Al comenzar la Segunda Guerra mundial, abandonó sus estudios para unirse al Cuerpo Auxiliar Femenino del Ejército de los Estados Unidos (WAACS).

Terminada la guerra se licenció del Ejército y a los 23 años contrajo matrimonio con William Riley, con quien tuvo tres hijos: William, Sharon y Sylvia Eileen Riley. La pareja se separó y Sylvia regresó a San Juan. Allí trabajó con José Luis Torregrosa y Ramón Ortiz del Rivero “Diplo”, escribiendo libretos e interpretando personajes cómicos para la radio. En la década del 40, fundó el primer combo en Puerto Rico integrado por mujeres, llamado Las Damiselas y se presentó a través del país, obteniendo fama y éxito.

En 1951 comenzó a escribir en el Diario de Puerto Rico una columna que ella misma tituló “A sotto voce”. Fue socia fundadora de la Sociedad Puertorriqueña de Autores, Compositores y Editores de Música.

Sylvia plasmó su vida en sus canciones, y fue muy popular por la delicadeza de su expresión musical y su romanticismo. Sus éxitos, entre los que se encuentran “Alma adentro”, “Idilio”, “Olas y arenas”, “Nave sin rumbo”, “Di, corazón” y “Matiz de amor”, le dieron renombre en Puerto Rico y en el extranjero.

Un desengaño amoroso le impulsó a una vida de bohemia que poco a poco fue consumiendo su salud. Víctima del alcoholismo y de un cáncer en el estómago, murió a los 39 años en su ciudad natal, el 20 de octubre de 1961. Dejó tras su muerte un legado de canciones y poesías adelantadas a su tiempo, pues trascienden su época.

Su inspiración fue a veces suave y romántica y otras tantas atormentada, pero siempre acompañada de melodías puras y creativas. Compuso muchas obras individualmente, y en otras ocasiones en colaboración con el compositor y guitarrista Tuti Umpierre.

Tras su muerte, sus composiciones han trascendido el tiempo al contar con innumerables versiones. Artistas como Marco Antonio Muñiz, el dúo Irizarry de Córdova, Gilberto Monroig, Tato Díaz y Carmen Delia Dipiní le dedican obras póstumas. En la década del 70, Juan Luis Barry realizó en la televisión un especial titulado “Sylvia, en tu memoria”, que ganó premio y se editó posteriormente en dos discos de larga duración. En la década del 90 la mini serie de carácter biográfico “Al fondo del dolor”, contó con la actuación principal de su hija Sharon Riley.

En fecha reciente, sus canciones han sido difundidas por artistas como Chucho Avellanet, Lucecita Benítez, Linda Rodstandt, Ednita Nazario, Lourdes Robles y Lunna. Igualmente el compositor mexicano Armando Manzanero grabó en 1990 una de sus obras en el disco “Canciones que yo quise escribir”.

Biografía por Carene Oliveras
Tomado de la “prpop.org” – Fundación Nacional para la Cultura Popular.


The views expressed are not necessarily those of the publisher or bambinoides.com. Images accompanying posts are either owned by the author of said post or are in the public domain and included by the publisher of the blog bambinoides.com on its initiative.

Subscribe to our Newsletter


Escoja al menos una:

Después de enviar...
Verifique su buzón de correo electrónico.

Para modificar o editar la suscripción activa favor usar el enlace en fondo página del boletín recibido mediante correo electrónico.

Gracias por suscribirse.
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien
Confrontando la información, - el pasado y el presente...
"Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro". (Confucio)