Quinta Razón de Fundamento: Por Qué Puerto Rico Nunca Va a Ser Estado | bambinoides.com

Quinta Razón de Fundamento: Por Qué Puerto Rico Nunca Va a Ser Estado

     Nuestros políticos hacen las cosas en teoría. En abstracto. Construyen castillos o trenes en el aire que son insostenibles cuando los cimientos tienen que ser la realidad. Promueven el empresarismo como solución al desempleo sin considerar que todos esos nuevos negocios necesitan de una clientela con dinero para gastar. Aprueban leyes que nadie respeta pero capturan votos, anuncian las estadísticas que les conviene y prometen villas sin tener dinero para pagarlas. En ese espacio, entre la realidad y la teoría, es que se cuela la fechoría.Tenemos una historia salpicada de ilegalidades coloreada con corsarios nativos, piratas nobles, gobernadores corruptos y el consistente mal uso de fondos públicos. Ahora mismo, debe sorprender que tengamos una economía subterránea estable de igual tamaño y trascendencia que la economía ‘legal’ del gobierno que está en bancarrota. El trasiego de drogas no ha perdido un paso y los políticos siguen engordando.

Quinta Razón

Cuando se considera un socio nuevo o un nuevo estado para la unión no se fijan solo en los asuntos financieros y el número de votos a favor, se evalúa el carácter del solicitante. Se llama solvencia moral. Recuerdo leer con asombro que el jefe de la mafia en la isla era coronel de la policía (Alejo Maldonado). Los empleados responsables por quemar los cupones de alimentos previamente usados, pensaron que mejor los reciclaban. Arrestaron como a doce.

Los federales cerraron la oficina de pasaportes en la Isla porque los empleados a cargo los vendían sin contemplaciones. Aquí se vendieron licencias de conducir y actas de nacimientos. Prácticamente todo documento oficial estuvo disponible a la venta, en algún momento. Hasta la licencia ¡para practicar medicina! La vigilancia del FBI ha llevado a la cárcel legisladores, alcaldes y secretarios de agencia. Han publicado esquemas de corrupción en todos los niveles de gobierno, banca y finanzas con sus subsecuentes arrestos.

La corrupción en nuestro gobierno es institucionalizada. La corrupción supera lo inmoral. La corrupción es mental. Todo se mide por el cristal del estatus no la realidad que vivimos. Si la gestión es afín con la estrategia política del partido de turno, entonces va, cueste lo que cueste. Robe quien robe.

Los propulsores del plebiscito estadista nos quieren hacer creer que con una pluralidad de votos ahora, vamos alcanzar la meta de unión permanente después, como si la realidad cotidiana de fraude contra medicare, fraude con los fondos federales, fraude bancario, violaciones constantes de reglamentos ambientales, de ordenes de la corte federal, etc. Etc. Etc. El argumento más efectivo para prevenir la estadidad es la corrupción rampante en nuestro gobierno y sus instituciones.

Habrá quien argumenta que no es tan malo como aparenta, que los medios exageran la corrupción. Y es cierto que Puerto Rico está entre Grecia y Dominica en la lista de los malos. En esa lista hay más de 90 países ‘más peores’ que nosotros. Pero si hacemos la comparación con la nación a la que pretendemos, seríamos el estado más corrupto de esa nación. Estaríamos en el mismísimo fondo del barril.

Y como dicen los americanos: Una manzana podrida daña las demás que están en la canasta.

Pepe Orraca

La Terapia de Pepe Orraca (www.pepeorraca.blogspot.com) 

Pepe Orraca es un reconocido guionista y realizador cinematográfico. Su obra audiovisual, creada para los mercados Latinos de los Estados Unidos, Centro, Sur América y el Caribe, ha sido premiada internacionalmente.Su labor como ensayista se ha publicado en El Nuevo Día, en Puerto Rico y en el Atlanta Latino, del estado de Georgia. Ha publicado el Plan Integrado para el Desarrollo del Cine (1992) y La Ley, el Cine, y la Realidad (2004).En el 2006, ansioso por comprender qué es una ‘deuda estructurada extra constitucional’, comienza a escribir su blog: La Terapia de Pepe Orraca. (www.pepeorraca.blogspot.com)

 


The views expressed are not necessarily those of the publisher or bambinoides.com. Images accompanying posts are either owned by the author of said post or are in the public domain and included by the publisher of the blog bambinoides.com on its initiative.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.