LOS CASTRATI: Las Estrellas Musicales del Barroco | bambinoides.com

LOS CASTRATI: Las Estrellas Musicales del Barroco

 “Al bajar su cuchillo el doctor cirujano o el simple barbero del pueblo, tenían conciencia de estar decidiendo irrevocablemente la gloria o la vergüenza de un hombre”

Los castrati eran muchachos que ya entrados en la adolescencia y siendo adultos mantenían esa voz dulce e infantil más de mujer que de hombre cuando cantaban en coros bien religiosos o profanos.
Su época dorada fue el Barroco, siglo XVI, llegando a cobrar mucho dinero por actuaciones en las cortes de Europa y teatros afamados.

No obstante esta forma de cantar, según se creía angelical, no era porque el niño tuviera ese don o se preparara para ello, sino que eran castrados de tal forma que solo le dejaban el pene, haciendo que las hormonas masculinas nunca desarrollaran el cambio de voz característico del hombre. De esa forma llegaban a tener una voz híbrida en la que se mantenía la potencia varonil con la suavidad y tono femenino.

Se tiene constancia de esta practica en el Imperio Bizantino cuando la emperatriz consorte Elia Eodoxiatenia un coro de niños castrados dirigido por un Eunuco. Así que parece ser que desde el 400 E.C.  comenzaría esta practica que fue cortada en el siglo IX con el saqueo de Constantinopla en la Cuarta Cruzada acaecida en 1204, pues a partir de esta fecha no se tiene constancia hasta principios del siglo XVI.

Aunque tenemos que decir que estas operaciones siguieron en boga aunque se consideraban una aberración. En todas las culturas ha habido Eunucos (imagen de arriba izq) que incluso han tenido un papel muy relevante en la corte e historia por las decisiones que han tomado y que sus soberanos han escuchado ejecutándolas.

Se sabe que para el 1589 el papa Sixto Vreorganizó el coro de la Basílica de San Pedro y puso como legalidad para incluir a los castrati en el coro la Bula Cum pro nostri temporali munere, pues quiso eliminar a los falseatis, los sopranos que cantaban en esos momentos, ya que al desarrollarse perdían esa voz tan característica, y prohibir el uso femenino para estos coros al utilizar el mandato paulino mulieres en ecclesiis taceant, es decir, las mujeres deben guardar silencio en la iglesia (1 Corintios 14:34)

Tanta fama alcanzaron estos pequeños que la cifra de castrados al año ascendía a 4.000, unos obligados y otros por voluntad propia, pues las recompensas obtenidas por su buen cantar hacía de ellos una estrella de la música en ese momento. Por eso muchas familias humildes cuando tenían en la familia un niño con aptitudes de canto lo mutilaban con el motivo de que el muchacho los sacara de la pobreza.

Pero como todo en la vida solo unos cuantos alcanza la fama y muchos otros se quedan en el camino; como ocurría en la orquidectomía, la operación quirúrgica a la que eran sometidos. Como en ese tiempo los barberos hacían de sanadores también intervenían a los pobres muchachos quedándose muchos en la tabla de operaciones por las barbaridades que les hacían para anastesiarlos, ya no solo le daban dosis letales de opio y otras hierbas adormideras sino que muchos los estrangulaban falsamente para dejarlos inconscientes.


Estos castrati fueron deseo de muchas damas que veían en ellos algo prohibido y lujorioso ademas de relaciones seguras y esporádicas al perder el temor de procrear, lo que aumentó mucho más el cache y estrellato de dichos cantantes.
El más conocido fue Farinelli (imagen izq), que fue recreado en la película Farinelli, II Castrato, el cual estuvo en varios lugares de Europa viviendo terminando en la corte española para cantar todas la noches a Felipe V para tranquilizarlo y estabilizar su enfermedad de bipolaridad.

Los castrati perdieron su fama en el siglo XIX donde la mujer comenzó de nuevo a ser reconocida en lo musical y porque la forma cultural dio un cambio radical, aunque debemos decir que en los coros eclesiásticos se mantuvo activo hasta los primeros años del siglo XX  cuando en 1903 el papa Pío X emitió el motu proprio Tra le Sollecitudini donde prohibía todo uso de niños castrados en los coros. siendo el último castrati del Vaticano Alexandro Mosresschi (imagen dch), del único que se conserva grabaciones.

Son Qual Nave Ch’agitata

 

Bibliografía:
http://www.musicaantigua.com/la-triste-historia-de-los-castrati/
http://www.filomusica.com/filo23/jenri.html
http://www.muyhistoria.es/h-moderna/articulo/quienes-eran-los-castrati-751434546477
http://www.abc.es/medios-redes/20130131/abci-bitacoras-historia-castrati-201301302012.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Castrato

Fuente: istopiahistoria.blogspot.it

The views expressed are not necessarily those of the publisher or bambinoides.com. Images accompanying posts are either owned by the author of said post or are in the public domain and included by the publisher of the blog bambinoides.com on its initiative.