El Papa choca contra los líderes europeos en el tema de los refugiados | bambinoides.com

El Papa choca contra los líderes europeos en el tema de los refugiados

papa-francisco-lampedusa_6Pero la defensa papal de la inmigración difícilmente cambiará la política de la Unión Europea, y en lugar de eso puede subrayar los límites de la influencia de este carismático y ambicioso Papa en asuntos geopolíticos.

papa-francisco-lampedusa_4Lesbos, que ha recibido cientos de miles de refugiados el último año, está en la mira de un programa de deportaciones de la UE. Este programa apunta a devolver a Turquía a aquellos inmigrantes que ingresan al continente a través de Grecia. El Vaticano ha denunciado el programa como un alejamiento “humillante” de la “ley humanitaria”. Francisco, vigoroso promotor de una política de puertas abiertas, ha hecho de la defensa de migrantes y refugiados una prioridad de su pontificado.

Su visita es sólo el aspecto más reciente de la política exterior de la Santa Sede, que se ha vuelto más proactiva desde que Francisco llegó al papado.

Este enfoque ha dado algunos resultados impresionantes.

El Vaticano jugó un papel importante para concretar el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba en diciembre de 2014. En febrero pasado, el Papa se reunió con el patriarca ortodoxo ruso, primer encuentro entre los jefes de las dos Iglesias. Dados los estrechos vínculos entre la Iglesia ortodoxa y el estado ruso, el encuentro tuvo fuertes implicaciones geopolíticas.

En 2013, la firme posición pública de Francisco contra los ataques aéreos de EE.UU. en Siria puede haber influido en la decisión del presidente Barack Obama de no seguir adelante con esos ataques.

Otros papas han intervenido también de manera destacada en los asuntos internacionales.

epa03780395 Pope Francis speaks to migrants during his visit to the island of Lampedusa, southern Italy, 08 July 2013. Pope Francis traveled to the tiny Sicilian island of Lampedusa to pray for migrants lost at sea, going to the farthest reaches of Italy to throw a wreath of flowers into the sea and celebrate Mass as yet another boatload of Eritrean migrants came ashore. EPA/ALESSANDRA TARANTINO / POOL

Photo –  EPA/ALESSANDRA TARANTINO / POOL

San Juan Pablo II desempeñó un papel importante en el derrocamiento pacífico del comunismo, comenzando con la visita a su natal Polonia en 1979, en la que habló ante cerca de 13 millones de personas, convocándolas a la autodeterminación política.

Pero desde que en el siglo XIX la Iglesia dejó de ser un poder territorial, su influencia internacional se ha basado enteramente en el poder blando y la persuasión moral.

A partir de los esfuerzos de Benedicto XV para poner fin a la Primera Guerra Mundial, el líder de la Iglesia Católica ha sido regularmente una voz destacada en favor de la paz mundial, por lo general con resultados decepcionantes.

San Juan Pablo II fracasó en sus intentos de disuadir al gobierno de George W. Bush de lanzar la invasión a Irak en 2003.

“El Papa Pablo VI fue a la ONU y dijo ‘No más guerra, nunca más’. Esto es un sentimiento agradable, pero no concuerda con la realidad”, dijo Kishore Jayabalan, quien a finales de 1990 se desempeñó como agregado a la misión del Vaticano en Naciones Unidas.

El Vaticano, firme partidario de la ONU y temprano promotor de la Unión Europea, es un promotor de la cooperación internacional y las soluciones multilaterales a los problemas políticos internacionales.

Jayabalan, quien es ahora el director de la oficina en Roma del Acton Institute, un centro de estudios estadounidense, dijo que el tradicional énfasis del Vaticano en colocar los principios humanitarios y los derechos universales por encima de los reclamos de los estados ha crecido aún más con el actual Papa.

Ese énfasis, junto con el hecho de que Francisco es hijo de italianos que emigraron a Argentina, ayuda a explicar la prioridad que éste ha dado a los derechos de los migrantes, ya sean refugiados o migrantes económicos.

papa-francisco-lampedusa_3Sin embargo, su impacto en el mundo real ha demostrado ser limitado. Su visita de 2013 a la isla mediterránea de Lampedusa, donde condenó la “globalización de la indiferencia”, haciendo referencia a los miles de migrantes ahogados mientras trataban de llegar a Italia, no pudo cambiar la política europea.

Del mismo modo, la visita a Lesbos “será simbólicamente importante, pero no va a cambiar la forma de actuar de los líderes europeos”, dijo Wolfango Piccoli, analista de Teneo Intelligence, una consultora de riesgo político. La actual política de la UE “es tratar de reducir el flujo de la migración. Parece estar funcionando en cierta medida. No hay un plan B”, dijo Piccoli.

El llamado del Papa a que Europa haga más por los refugiados probablemente será popular en Grecia. Muchos griegos creen que el cierre de fronteras de Europa ha terminado por dejar el problema de la migración a los griegos.

Pero en la política europea en general, el péndulo está ahora lejos de admitir más refugiados de Medio Oriente.

Los ataques terroristas de militantes islamistas en París y Bruselas; las agresiones sexuales de inmigrantes, especialmente norafricanos, en Colonia durante la víspera de Año Nuevo; el ascenso de los partidos antiinmigración como AfD de Alemania; y la inquietud acerca de la capacidad del continente para integrar a los recién llegados musulmanes, han ayudado a socavar el apoyo popular a la admisión de un gran número de refugiados.

ansa - papa francesco a lampedusa - Pope Francis blesses faithfull during his visit in Lampedusa Island, south Italy, 08 July 2013. Pope Francis arrives in Lampedusa Island to pray for the migrants and to lay a wreath in the sea for the many hundreds who have died trying to reach Europe. ANSA/CIRO FUSCO

Photo ANSA/CIRO FUSCO

Francisco, que ha confesado ser “un poco astuto”, no es un político ingenuo. Si bien es capaz de jugar a la realpolitik, no quiso hablar a favor de los derechos humanos ni de los disidentes políticos en Cuba o de los homosexuales en los países africanos con duras leyes contra la homosexualidad, porque tales declaraciones podrían haber puesto en peligro otros intereses del Vaticano.

Pero Francisco está dispuesto a llevar adelante lo que por ahora parece ser una causa perdida. Para los papas, denunciar estos problemas forma parte de la descripción de su trabajo.

 

 

Fuente: Por Francis X. Rocca en Roma y Marcus Walker en Atenas | Publicado en wsj.com


The views expressed are not necessarily those of the publisher or bambinoides.com. Images accompanying posts are either owned by the author of said post or are in the public domain and included by the publisher of the blog bambinoides.com on its initiative.