El abolicionismo en Norteamérica en el siglo XVIII | bambinoides.com

El abolicionismo en Norteamérica en el siglo XVIII

Por Eduardo Montagut Contreras –

La Historia de la lucha por la abolición de la esclavitud ha sido muy compleja, larga y llena de obstáculos que vencer. Tiene en el Siglo de las Luces una primera larga fase en la que se perfilan los principales argumentos contra esta lacra de la Humanidad. La Ilustración es fundamental para entender el nacimiento y crecimiento de las ideas abolicionistas. El intenso humanismo ilustrado incidió en favor de los esclavos negros. El argumento económico que había sido tan poderoso hasta ese momento para justificar la existencia de la esclavitud comenzó a perder fuerza porque muchos autores y activistas demostraron que el perjuicio económico solamente alcanzaba a los tratantes de esclavos, los negreros, y a los propietarios de los mismos que sacaban un inmoral beneficio de la explotación inmisericorde de sus esclavos. En todo caso, en este artículo nos centraremos exclusivamente en el abolicionismo de la Norteamérica del XVIII, donde además de la influencia ilustrada, sería fundamental el empeño de los cuáqueros contra la esclavitud.

Efectivamente, los cuáqueros fueron los pioneros en la lucha contra la esclavitud en Norteamérica. En realidad, llevaban mucho tiempo debatiendo entre ellos sobre la misma. El propio William Penn, fundador de la colonia de Pensilvania en 1682, había defendido en su día que la esclavitud era aceptable siempre y cuando los dueños de los esclavos atendiesen debidamente las necesidades materiales y espirituales de los mismos. Entre los cuáqueros, como reflejo de lo que luego pasaría en el ámbito general, se produjo una evidente pugna entre la avaricia y un intenso humanismo a propósito de esta cuestión, terminando por vencer éste último. George Keith y sus seguidores plantearon claramente la inmoralidad de la esclavitud. En este sentido, se publicó en 1673, An Exhortation and Caution To Friends Concerning Buying or Selling of Negroes. Puede ser considerado el primer texto contra la esclavitud en Norteamérica. Unos años después, en 1688 un grupo de cuáqueros y menonitas alemanes, reunidos en Germantown hicieron pública su oposición a la trata de seres humanos.

El esfuerzo se redobló en el siglo XVIII. Fue un trabajo constante y, por mucho tiempo, infructuoso porque no se consiguieron cambios legislativos en las Trece Colonias, pero que fue conformando una nueva mentalidad que terminó por dar sus frutos cuando se produjo la independencia. A mediados del siglo se destacó la figura del predicador John Woolman. En la Sociedad Religiosa de los Amigos en los años setenta se significaron Anthony Benezet y Benjamin Rush por su lucha contra la esclavitud. El primero es un personaje clave porque con sus obras influyó entre los abolicionistas británicos y también en la Francia previa a la Revolución. Estamos hablando de Some Historical Accounts of Guinea, y Short Account of That Part of Africa Inhabited by Negroes. Benezet fundó la primera sociedad antiesclavista que posteriormente se convertiría en la Sociedad de la abolición de Pensilvania, además de la Escuela del Negro en Pensilvania.

En 1774, la Sociedad de los Amigos prohibió que los cuáqueros trataran con los negreros y, dos años después instó a la liberación de los esclavos que aún pudieran poseer.

Cuando se produjo la Revolución americana la esclavitud era legal en las Trece Colonias. Pero se comenzaron a dar algunos pasos favorables y muy importantes contra la misma. En 1778, Virginia prohíbe la introducción de esclavos en su territorio, como también lo haría Maryland en 1783. En Pensilvania se aprobó una ley en 1780 que estableció un proceso gradual para ir aboliendo la esclavitud, algo que también hizo Massachussetts. La importación de esclavos quedó prohibida en Nueva Jersey en 1786. Carolina del Norte estableció unos derechos prohibitivos sobre la importación. Pero Carolina del Sur y Georgia se negaron a aprobar leyes contra la importancia de esclavos y, mucho menos, contra la abolición de la esclavitud. En esta época Benjamín Franklin trabajó intensamente contra la esclavitud desde la mencionada Sociedad de Pensilvania.

Los cuáqueros siguieron en su empeño para abolir la esclavitud y en 1790 elevaron una petición al Congreso de los Estados Unidos en este sentido. Hubo que esperar al 2 de marzo de 1807 para que el presidente Jefferson firmara un proyecto de ley para abolir el tráfico de esclavos por los Estados Unidos, y que entró en vigor el primer día del año siguiente. Pero el esclavismo no murió con esta disposición, como bien es sabido, solamente estimuló el contrabando de esclavos en los estados sureños, especialmente en Georgia y Louisiana.

 


Doctor en Historia Moderna y Contemporánea | Los ojos de Hipatia


The views expressed are not necessarily those of the publisher or bambinoides.com. Images accompanying posts are either owned by the author of said post or are in the public domain and included by the publisher of the blog bambinoides.com on its initiative.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.