Adiós a Gabriel García Márquez, el maestro del realismo mágico | bambinoides.com
Sábado 19 Abril, 2014 14:15

Adiós a Gabriel García Márquez, el maestro del realismo mágico

“Terminaron por conocerse tanto, que antes de los treinta años de casados eran como un mismo ser dividido, y se sentían incómodos por la frecuencia con la que se adivinaban el pensamiento sin proponérselo, o por el accidente ridículo de que el uno se anticipara en público a lo que el otro iba a decir. Habían sorteado juntos las incomprensiones cotidianas, los odios instantáneos, las porquerías reciprocas y los fabulosos relámpagos de gloria de la complicidad conyugal. Fue la época en que se amaron mejor, sin prisa y sin excesos, y ambos fueron más conscientes y agradecidos de sus victorias inverosímiles contra la adversidad. La vida había de depararles todavía otras pruebas mortales, por supuesto, pero ya no importaba: estaban en la otra orilla”. El Amor en los tiempos del Cólera

gabriel-garcia-marquez

Hoy la literatura se viste de luto, uno de los más grandes escritores del siglo XX nos deja, y con él, una estrella queda muda…Gabriel García Márquez ha muerto a sus 87 años, víctima del cáncer, en su casa del Pedregal de San Ángel, en el D.F. Se nos va el maestro del realismo mágico, para dejarnos una obra inmensa, entre las que destaca Cien años de soledad, y una novela inédita.

Gabriel García Márquez, también más conocido como Gabo, nació en Aracataca, en el departamento del Magdalena, Colombia en 1927. Fue el mayor de siete hermanos y cuatro hermanas, aunque su padre, Eligio, tuvo además cuatro hijos con otras mujeres. En una familia tan numerosa, el pequeño Gabo se quedó bajo la crianza de sus abuelos entre 1929 y 1937. Fue estudiante de Derecho en Bogotá durante los años 1947 y 1948. El “bogotazo” de 1948 (protestas tras el asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán)  y el período de violencia le llevaron a continuar  sus estudios en Cartagena de Indias, donde empezó a ejercer como periodista, entre los años 1948 y 1949, en el diario liberal “El Universal”.

En 1955,  fue enviado a Ginebra para cubrir como informador una importante reunión en la ONU: la cumbre de los Cuatro  (Estados Unidos, la URSS, el Reino Unido y Francia). Viajó por diferentes capitales europeas, para regresar a Roma, donde fue alumno del cineasta Cesare Zavattini.

Entre 1956 7 1957 se empapó de la vida bohemia de Parí, y a finales del 57, regresó a Latinoamérica, para trabajar con Plinio Apuleyo Mendoza en la revista “Momento”, de Caracas. Márquez se instalaba en una Venezuela gobernada por el dictador Marcos Pérez Jiménez, situación que le obligó a huir al exilio en enero de 1958, concretamente, a Santo Domingo. Allí,  cubrió la caída del dictador,  y fue en esos años donde aprendió los juegos macabros del poder. Gabo ha sido amigo de influyentes políticos y mandatarios, como Bill Clinton o Felipe González pero, sobre todo, del cubano Fidel Castro.

En marzo de 1958 se casó con Mercedes Barcha en Barranquilla, y tras el triunfo de Fidel Castro en Cuba en 1959, regresó a su país natal para incorporarse, de nuevo junto a Plinio Mendoza, a Prensa Latina, la nueva agencia de noticias cubana nacida tras una conversación entre Fidel y Pablo Neruda, que quería ser un contrapeso a la orientación imperialista de empresas como la norteamericana Associated Press. Su trabajo periodístico al servicio de la revolución lo llevó, en 1961, a trasladarse a Nueva York, de donde huyó a México. Fue ahí donde encontró  la inspiración para su obra más célebre, “Cien años de soledad”, que publicaría la editorial Sudamericana en 1967.

Tras una época de apuros económicos, a finales de 1965, aquel libro que recientemente había terminado de escribir  quedó en manos de la editorial bonaerense Sudamericana, propiedad del catalán Antoni López Llausàs. ¿Cómo imaginar el propio Gabo que “Cien años de soledad” sería el mayor éxito comercial conocido de una novela en castellano, solo superado por el “Quijote”?  Los 8.000 ejemplares de la primera edición se agotaron en menos de un mes, desde entonces se calcula que ha vendido unos 40 millones de ejemplares en todo el mundo. Por fin, el éxito le había  llegado, a sus 40 años. El boom literario que despertó Cien años de soledad repercutió en toda la literatura que se escribía a América Latina en los años 60.

En 1967, se trasladó  a Barcelona, donde escribió “El otoño del patriarca”, obra centrada en un dictador solitario y grotesco. En 1975, volvió a México, donde residió hasta la triste noticia de hoy.

En 1982, un año después de “Crónica de una muerte anunciada”, la Academia Sueca le otorgó el premio Nobel de literatura por esa capacidad de unir lo real con lo mágico. Algunas de sus obras posteriores fueron “El amor en los tiempos del cólera” (1985), novela inspirada en la propia historia de amor de sus padres,  ”El general en su laberinto” (1989), “Del amor y otros demonios” (1994) o “Noticia de un secuestro” (1996). Las dos últimas son sus memorias de infancia y juventud, “Vivir para contarla” (2002), que llega hasta los años 50, y la novela corta “Memoria de mis putas tristes” (2004).

Fuente: Por Los ojos de Hipatia | http://losojosdehipatia.com.es/cultura/literaturaconcursos/adios-a-gabriel-garcia-marquez-el-maestro-del-realismo-magico/


The views expressed are not necessarily those of the publisher or bambinoides.com. Images accompanying posts are either owned by the author of said post or are in the public domain and included by the publisher of the blog bambinoides.com on its initiative.
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien
Confrontando la información, - el pasado y el presente...
"Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro". (Confucio)